Noticias

El Alma Argentina Se Vuelve Para Casa

El equipo argentino perdió el cruce de octavos de final ante Brasil por 85-65 y se despidió del mundial de España de manera categórica.

El Alma venía de hacer un buen juego ante Grecia y pese a las bajas de Manu Ginóbili, Carlos Delfino, entre otros, el equipo llegaba con serias chances de avanzar a cuartos de final.

Al partido se lo puede dividir en dos; en la primera mitad Argentina estuvo al frente desde el comienzo, manteniendo una intensa defensa, ganando la batalla de rebotes y castigando con muchos lanzamientos de tres. Pablo Prigioni comandaba la ofensiva con sus lanzamientos, Facundo Campazzo ayudaba, y los triples de Leo Gutiérrez eran importantes.

El problema de Argentina en los primeros 20 minutos fue que jugadores fundamentales como Luis Scola y Andrés Nocioni no podían anotar y por ello la diferencia no se alargaba. El juego siempre permanecía cerrado pese a que en varias ocasiones se llegó a estar 9 arriba.

Ahora bien, la primera mitad terminó y la esperanza del equipo de Julio Lamas también. Brasil revirtió su pésima eficacia de la primera mitad en sus tiros perimetrales, sus gigantes del juego interno dominaron, y el partido fue otro.

En el 3er cuarto Brasil pasó al frente y empezó a extender su ventaja ya que los triples de Prigioni no fueron la solución, Luis Scola nunca pudo encabezar al equipo, el Chapu Nocioni jugó su peor partido en el torneo y los triples de Mata o de Herrmann, que en otros juegos habían levantado al equipo, no llegaron.

Quedaba un cuarto por jugar y la ventaja no era definitiva, apenas separaban diez puntos al equipo brasilero del argentino. Pero la reacción nunca llegó. Raulcinho Neto no erró, y la ausencia de Huertas, por faltas, no fue determinante.

Terminó el juego, terminó el mundial y se acabó uno de los últimos sueños para una generación de jugadores que va llegando al cierre de sus carreras. El dolor es cierto y es difícil de olvidar; la ilusión de volver a estar en ese selecto grupo de los 4 era era un hecho y ni el más pesimista creía que luego de octavos nos volveríamos a casa.

Argentina termina su participación en el que será seguramente el último mundial de esta generación que supo ser subcampeona en 2002, ser oro en 2004, ser cuarta en 2006, ser bronce en 2008, ser quinta en 2010 ganándole a España y cuarta en Londres 2012 perdiendo un juego increíble.

Nadie nos va a quitar esa alegría de haber sido contemporáneos con Luis Scola, Chapu Nocioni, Manu Ginóbili, Fabricio Oberto, Carlos Delfino, Leo Gutiérrez, El Torito Palladino, Lucas Victoriano, El colo Wolkowyski, Walter Herrmann, Pepe Sánchez y Pablito Prigioni, por destacar a algunos.

Como tampoco nos van a quitar la ilusión de ver a este equipo cerrando su carrera con la selección argentina en los Juegos Olímpicos de Río 2016…quien te dice tomándose revancha de su verdugo en Madrid.

El Alma merece tener su última función, soñamos que nuestros ojos vuelvan a observar a ese equipo que nos emocionó, nos llevó a lo máximo y que siempre ocupará las páginas centrales de la historia del deporte argentino.
 

Tags
Show More

Agregue un comentario

Close
Close