Noticias NBA

San Antonio fue contundente

El equipo de Greg Popovich dio un paso importantísimo hacia las finales de la NBA. En dos excelentes partidos logró vencer ampliamente al Thunder, que ahora deberá ganar los dos partidos en su casa si desean tener alguna esperanza de sobrevivir.

Los de Scott Brooks extrañaron mucho a Serge Ibaka, tanto en defensa como en ataque. En el primer juego no había manera de controlar a Tin Duncan, que se lució con 27 puntos. Por otro lado, en ataque, no hubo quien acompañe a Kevin Durant y a Russell Westbrook, que hicieron una labor aceptable. El único que apareció fue el pentacampeón Derek Fisher, que colaboró con tres triples en el primer tiempo. Por el lado de los Spurs, Timi-D no fue el único en destacarse. Manu anotó 18 puntos en el segundo tiempo que ayudaron a cerrar el partido, además del usual gran aporte de Kawhii Leonard, Dany Green, Boris Diaw y obviamente Tomy Parker.

En el segundo juego, sacando el primer cuarto, fue todo para los Spurs. El MVP y Westbrook no hicieron pie en el juego, y ambos terminaron con 15 puntos. La excelente defensa de San Antonio a Durant hizo que Westbrook cargue la ofensiva y tome malos tiros, algo que llevo al base a terminar el primer cuarto con un 2 de 11 de campo. Otra vez se notó la falta del congolés en defensa, no había manera de frenar a los internos del equipo de Pop. Finalmente, la victoria fue por 35 puntos. En ambos juegos se vio la diferencia entre un equipo y un conjunto de buenas individualidades.

Con la serie planteada así, se ve muy difícil que Okclahoma pueda lograr la clasificación, no solo por ir 2-0 abajo en la serie, sino por la superioridad que se vio por parte de los Spurs. Scott Brooks deberá encontrar la forma de parar a Duncan en la pintura y elaborar un plan de juego para involucrar a todos en ofensiva, ya que a un equipo tan bueno defensivamente, no podrá ganar solamente con jugadas maravillosas de KD y Westbrook.
 

Tags
Ver más

Agregue un comentario

Close
Close