Noticias NBA

La NBA Decide El Futuro De Los Kings

Hubo una batalla campal a gran escala por el futuro de los Sacramento Kings en un hotel de Manhattan el miércoles, y en el centro de la misma hubo multimillonarios rivales, política y bienes raíces.

Hubo un empujón por parte de los actuales propietarios de los Kings para mudar el equipo a Seattle, y una presentación de un grupo liderado por el alcalde de Sacramento, Kevin Johnson, que él cree que es lo suficientemente convincente como para impedir el movimiento.

Un mes después de decir que el grupo de Sacramento debía mejorar su oferta, el comisionado de la NBA David Stern comentó que las ofertas monetarias de los grupos “no son el problema”.

Pero la liga tal vez tenga que retrasar su votación de propietarios prevista para el 19 de abril para poder evaluar los programas de construcción, las demandas y otras cuestiones que verdaderamente separarán las ofertas.

Ahora que las ofertas parecen estar parejas, la ciudad que pueda prometer un nuevo estadio en menos tiempo podría correr con mayor ventaja.

“Nunca hemos tenido una situación como ésta”, dijo Stern. “Hay mucho en juego aquí”.

La reubicación de las franquicias ha sido una parte relativamente constante de los negocios de NBA durante décadas. La misma franquicia de los Kings se ha alojado en cinco ciudades diferentes desde que nació en 1948. Pero esta situación es única porque las dos ciudades que luchan por los Kings han extendido ofertas atractivas que incluyen nuevos propietarios de bolsillo grande, y acuerdos competitivos de estadios con el apoyo de los contribuyentes y los gobiernos locales.

En una liga que ha hecho de la recaudación de dinero y la construcción de nuevos edificios con fondos públicos una prioridad desde hace mucho tiempo, parece ser una situación de ganar o ganar. Pero inevitablemente habrá un perdedor y una base de fans sin equipo. Stern reiteró el miércoles que no hay planes de expansión por el momento.

Las dos partes presentaron sus propuestas ante un pequeño grupo de propietarios y representantes de los equipos que integran las comisiones de finanzas y traslado. Este grupo le hará una recomendación al pleno de la administración de la liga el 18 y 19 de abril. Se esperaba que esto se resolviera en esa reunión, pero ahora no resulta claro cuándo se tomará la decisión final.

El grupo de Seattle está dirigido por el inversionista Chris Hansen y el multimillonario de Microsoft Steve Ballmer. Empezaron con este proceso en enero, cuando firmaron un acuerdo para comprar el 65 por ciento de los Kings de una familia Maloof con problemas financieros por $340 millones, y de inmediato presentaron una propuesta para trasladar el equipo.

Tienen un acuerdo con los funcionarios de la ciudad y el condado para construir un estadio de $490 millones en el centro de Seattle a inaugurarse en el 2017. El equipo jugaría en el KeyArena durante las próximas dos temporadas hasta que se construya el nuevo edificio. El grupo Hansen invertirá $290 millones de su propio dinero, sin incluir los $50 millones que ya gastaron para comprar bienes raíces cerca del Safeco Field de los Marineros de Seattle.

Hansen presentó un plan detallado para los propietarios el miércoles y Ballmer, quien ya es conocido por sus discursos entusiastas a los empleados de Microsoft, cerró con una presentación enérgica. En una estrategia que enfureció inmediatamente a los fans de los Kings, George Maloof habló en nombre del grupo de Hansen en un esfuerzo por conseguir la aceptación de su acuerdo.

“Somos optimistas”, dijo Hansen. “El grupo de propietarios es muy entusiasta, sabemos que la NBA debe tomar una decisión difícil, y tenemos la esperanza de que el resultado nos favorezca”.

A pesar de lo que se cree que es una oferta atractiva de Sacramento, los Maloof claramente preferirían que el equipo sea vendido a Hansen y se traslade a Seattle, en lugar de que permanezca donde ha estado desde 1984.

El grupo de Sacramento fue reunido en los últimos dos meses mediante una agresiva campaña dirigida por Johnson. Está liderado por el magnate del software Vivek Ranadive, con el apoyo del rey de los supermercados Ron Burkle, el fundador de 24-Hour Fitness Mark Mastrov y la familia que controla la empresa de comunicación Qualcomm.

Ranadive, quien es co-propietario de los Golden State Warriors, dio un paso al frente para asumir el liderazgo del grupo cuando Stern dijo públicamente que la primera oferta de Sacramento no era lo suficientemente fuerte. Un gran punto a favor de Randive es su vínculo con su país natal, la India, un mercado que la NBA está tratando de desarrollar. Stern tiene planeado un viaje a la India para la próxima semana para impulsar allí la marca de la NBA.

La semana pasada, los legisladores de Sacramento aprobaron una hoja de condiciones prometiendo $258 millones para un estadio presupuestado en $448 millones a ser construido en el centro de la ciudad. Tienen la esperanza de inaugurar el edificio en el 2015, aunque los plazos no están definidos, lo cual dificulta aún más una decisión ya de por sí compleja.

“Dejamos todo en la cancha”, dijo Johnson. “Tenemos mucha confianza en nuestra historia, mucha confianza, y, en última instancia, está en manos de los propietarios tomar la decisión final”.

Las reglas de la NBA requieren que el 75 por ciento de los 30 equipos de la liga aprueben una venta, además de una mayoría simple en el consejo de administración, para trasladar el equipo. Es raro que los equipos bloqueen ventas y traslados. La última vez que una venta fue bloqueada fue en 1994, cuando un grupo intentó comprar a los Minnesota Timberwolves y trasladarlos a New Orleans.

Hace dos años, Johnson presionó con éxito a los propietarios para bloquear un movimiento de los Kings a Anaheim. Pero el acuerdo de Seattle es una amenaza mucho más grande, ya que incluye un nuevo estadio y un contrato firmado que valúa a los Kings en $525 millones, lo cual sería un récord para la venta de un equipo.

En pocas palabras, esto va a ser una decisión difícil para los dueños de la NBA, quienes esperan obtener más información de ambas partes durante las próximas semanas. Por ahora, ni siquiera resulta claro qué equipo corre con ventaja.

“Tuvimos un día completo de presentaciones extraordinarias de bienes raíces, estadios, tiempos de construcción, posibles obstáculos y financiación del equipo en dos grandes ciudades”, dijo Stern. “Ha sido un día largo sin interrupciones, y creo que ambas partes hicieron presentaciones muy, muy sólidas”.

Fuente: ESPN Deportes
 

Tags
Ver más

Agregue un comentario

Close
Close